El hoy no es más que el recuerdo del ayer y el mañana, el sueño de hoy.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

En adviento recicla tu corazón

Adviento Recicla tu corazón from Sergio Miguel Martín on Vimeo.



Montaje desarrollado para una celebración de Adviento con chavales de 1º de la ESO a 2º de Bachiller.
Publicado en: novabella.org/cada-dia-recicla-tu-corazon
Cast: Sergio Miguel Martín

viernes, 18 de noviembre de 2011

CRISIS PROLONGADA, SOLIDARIDAD REFORZADA.

Los jesuitas reclaman un subsidio mínimo que compense los recortes de la RMI

■“La crisis económica no puede utilizarse como excusa para reducir prestaciones”.
■Propuestas concretas en materia de exclusión social, inmigración, cooperación internacional y fiscalidad.

UN INTERESANTE DOCUMENTOS QUE APORTA PROPUESTAS DE MEJORA DE LAS POLÍTICAS SOCIALES.




El informe completo aquí: http://www.entreculturas.org/publicaciones/estudios_informes/crisis_prolongada_solidaridad_reforzada

domingo, 23 de octubre de 2011

PROYECO DE DIOS PARA LA HUMANIDAD 3




ÉXODO Y LIBERACIÓN


El Éxodo es un acontecimiento central de la fe del pueblo de Israel. De alguna manera éste “nace” como “nación” cuando sale de Egipto. Este proceso está marcado por dos movimientos migratorios:

El primero es el descenso a Egipto de algunos clanes acuciados por el hambre en Canaán (Gen. 42, 1-8): “Viendo Jacob que en Egipto había trigo dijo a sus hijos: ¿Qué hacéis mirándoos unos a otros? Me he enterado de que en Egipto hay trigo así que bajen allá y compren grano para que sigamos viviendo y no muramos… fueron pues,  los hijos de Israel, como hacían otros, a comprar trigo porque había hambre en la tierra de Canaán…  Allí, aunque encuentran comida, sufren trabajos penosos y son tratados como esclavos (Cfr.Ex 1,12).

El segundo es el Éxodo. Dios saca a su pueblo de la opresión de Egipto (Cfr. Ex 3, 7-10): “El Señor siguió diciendo: _ He visto la aflicción de mi pueblo en Egipto, he oído el clamor que le arrancan sus opresores y conozco sus angustias. Voy a bajar para librarlo del poder de los egipcios. Lo sacaré de este país y lo llevaré a una tierra nueva y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel, a la tierra de los cananeos, hititas, amorreos…” (Ex 14-18): el Señor les acompaña mostrando con signos y prodigios su acción salvadora. Lo sacaré de este país y lo llevaré  a una tierra nueva y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel, a la tierra de los cananeos… ”. Durante este proceso Israel vivirá la experiencia de la acción salvadora de su Dios.

Vemos aquí cómo el poder de Yavé, es un poder diferente. Yavé es el Señor de la Naturaleza (relatos de las plagas de Egipto) y el poder del faraón,  se apoya en la fuerza de su ejército.

El paso del mar rojo y la persecución del ejército del faraón son una muestra más de que  todo poder que se apoye en la fuerza militar es un poder muy frágil.[1]
El cartel corresponde a uno de los que  hicieron alumnos de 4º ESO en un trabajo sobre la inmigración en Canarias.
[1] Inspirado en el Doc. 3 “ Un arameo errante era mi padre” de José Luis Albares y Jorge Luna.



domingo, 11 de septiembre de 2011

IMPORTANCIA DE LO SIMBÓLICO: LA EXPERIENCIA VIVIDA Y SU RELACIÓN CON LO SACRAMENTAL


Roble americano 



En diversas partes del mundo se ha celebrado hoy distintos homenajes y actos simbólicos para conmemorar los trágicos acontecimientos ocurridos hace diez años en el corazón del imperio y que ha tenido consecuencias trascendentales para la humanidad.
Por otra parte, leyendo el blog de Miguel Ángel, "mi pequeño mundo" me recordó que tenía por mi casa el librito de Leonardo Boff: "los sacramentos de la vida" y he aprovechado para extraer un par de párrafos para destacar la importancia de lo simbólico en el ser humano.:
EL SACRAMENTO, JUEGO ENTRE EL HOMBRE, EL MUNDO Y DIOS

Fenomenólogos y antropólogos han descrito minuciosamente el juego del hombre con el mundo. Este se produce en tres niveles sucesivos. En un primer nivel, el hombre siente extrañamiento. Las cosas le producen admiración y hasta temor. Las estudia por todos los lados. Va sustituyendo sorpresas por certezas. El segundo nivel supone el término de este proceso y es la domesticación. El hombre consigue interpretar y de ese modo dominar lo que le causaba el extrañamiento. La ciencia se sitúa a este nivel: encuadra los fenómenos dentro de un sistema coherente con el objeto de domesticarlos. Finalmente el hombre -se habitúa a los objetos. Forman parte del paisaje humano. En el entretanto, ese juego ha modificado tanto al hombre como a los objetos. Estos ya no son meros objetos; se convierten en señales y símbolos del encuentro, del esfuerzo, de la conquista, de la interioridad humana. Los objetos domesticados  comienzan a hablar y a contar la historia del juego con el hombre. Se transfiguran en sacramentos. El mundo humano, aun el material y técnico, nunca es sólo material y técnico; es simbólico y cargado de sentido. Quien sabe esto perfectamente, son los conductores de masas a través de los medios de comunicación social. Lo que dirige a los hombres no son tanto las ideologías, sino los símbolos y mitos activados a partir del inconsciente colectivo. La propaganda comercial en la TV presenta el cigarrillo LS. Quien fume de esa marca tendrá parte entre los «dioses»: hombres bellos, ricos, en mansiones maravillosas, con mujeres deslumbrantes, extasiados en el amor, con todos los conflictos solucionados. Toda esa escenificación es ritual y simbólica. Son Los sacramentos profanos y profanizadores que intentan evocar la participación en una realidad onírica y perfecta y dar la sensación de haber transcendido ya este mundo conflictivo y difícil.
...
El hombre posee esta cualidad extraordinaria: la de poder hacer de un objeto un símbolo y de una acción un rito.
LA NARRATIVA: EL LENGUAJE DEL SACRAMENTO.

Si el sacramento profano o sagrado surge del juego del hombre con el mundo y con Dios, entonces la estructura de su lenguaje no es argumentativa sino narrativa. No argumenta, ni quiere persuadir. Quiere celebrar y narrar la historia del encuentro del hombre con los objetos, las situaciones y los otros hombres, por los que fue provocado a transcender y que le evocaron una realidad superior, que se hizo presente gracias a ellos, convocándolo al encuentro sacramental con Dios.
El lenguaje de la religión y del sacramento casi nunca es descriptivo; es principalmente evocativo. Un ejemplo: me hallo ante una montaña. Puedo describir la montaña, su historia milenaria, su composición físico-química. Con ello estoy haciendo el científico. Pero más allá de esa dimensión verdadera existe otra. La montaña me evoca la grandeza, la majestad, lo imponente, la solidez, la eternidad. Evoca a Dios que fue llamado Roca. La roca está al servicio de la solidez, de lo imponente, de la majestad y de la grandeza; se hace sacramento de esos valores; los evoca. El lenguaje religioso se sitúa principalmente en este horizonte de evocación. El sacramento es, por esencia, evocación de un pasado y de un futuro, vividos en un presente.[1]


[1] Leonardo Boff. “Los Sacramentos de la vida”. Sal Terrae. Santander 91. Pág. 11-12. 14

miércoles, 7 de septiembre de 2011

LA RELIGIÓN COMO UNA MATERIA CURRICULAR MÁS.

LA RELIGIÓN APORTA HONDURA, HUMANIDAD, SENTIDO

En éstas semanas  comenzamos a programar, cada uno desde su materia, lo que el profesorado asignado va a trabajar o desarrollar con su alumnado durante el curso.

¿Qué debería conocer, aprender, vivir, expresar, compartir, saber… un alumn@ para que sea competente en una materia concreta?, en mi caso, desde  el área de religión.

Según el artículo 6.1 de la LOE (Ley Orgánica de Educación) Las Competencias Básicas son aquellas que deben estar desarrolladas por el alumnado al terminar la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) con la finalidad de:

Ø  Lograr su realización personal

Ø  Ejercer la ciudadanía activa

Ø  Incorporarse a la vida adulta satisfactoriamente

Ø  Ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de su vida.

Estas competencias son ocho:

1.   En comunicación lingüística

2.   Matemática

3.   En el conocimiento y la interacción con el mundo físico

4.   Tratamiento de la información y competencia digital

5.   Social y ciudadana

6.   Cultural y artística

7.   Para aprender a aprender

8.   Autonomía e iniciativa personal

Con las áreas y materias del currículo se busca que el alumnado alcance los objetivos educativos y adquiera las Competencia Básicas.






¿En qué puede contribuir la materia de Religión para que éstos objetivos se cumplan?... La religión, a mi modo de ver, aporta hondura, humanidad, sentido… contribuye a mirar "hacia dentro" pero también "hacia los lados" y " hacia arriba".

En mi entorno,  desde los mismos claustros, nos enzarzamos discutiendo si clase de religión si o clase de religión no, muchas veces enfrentándonos unos con otros… Me pregunto sinceramente, ¿por qué la educación física, o tecnológica, o matemática, o plástica y visual, etc. es más importante que la formación espiritual, religiosa o humana, como queramos llamarla? … No sólo en nuestro entorno cercano, también en la sociedad surge ese conflicto con cierta frecuencia, véase por ejemplo, el siguiente enlace contra la clase de religión:


Si los adultos cuestionamos tanto que se pueda plantear explícita y racionalmente el sentido de la existencia; evitamos dar respuesta a cuestiones trascendentales y obviamos que valores propios de la persona no crecen por generación espontánea,  cómo vamos a pedir que los adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes busquen algo más que no sea vivir el momento presente, sin más.

Pero además a esto se añade el panorama desolador que les espera de nada que se paren a pensar… ¡Es bastante comprensible que busquen refugio en las drogas, el alcohol, que surjan estallidos de violencia como rechazo a una sociedad que los margina y excluye. Este verano hemos visto algunos de estos síntomas muy preocupantes. Por otra parte, en aquellos países  donde, según el informe PISA, los resultados son muy buenos, curiosamente el índice de suicidios entre los jóvenes es también más alto… Es realmente digno de pararse a pensar qué vamos a ofrecer  a los jóvenes… yo, en concreto, desde mi asignatura “maría”, tan ninguneada, intento dar al menos, motivos para la esperanza. Desde luego con medidas policiales no vamos a arreglar nada.

Se habla mucho de carencia de valores pero, más que en  los jóvenes, creo que es en la actuación de los adultos donde esta carencia es más grave y preocupante. En algún sitio leí que los jóvenes son  el rostro, sin careta, del mundo de los adultos.

Suelo recopilar artículos y entrevistas para usarlos luego en clase. Expongo a continuación un breve extracto de una entrevista  de Francesc Torralba que me pareció interesante  sobre la inteligencia espiritual:







La felicidad duradera, a diferencia del bienestar material, es un estado interior, y sólo podemos experimentarlo a través del cultivo de la inteligencia espiritual.



Que no existe un único tipo de inteligencia lo sabemos desde hace mucho. Sabemos que hay personas con una gran habilidad lógico-matemática y una reducida inteligencia lingüística, y otras con una inteligencia espacial muy desarrollada y una notable falta de habilidad emocional. ¿Y la inteligencia espiritual? Es la que nos permite transcender, crear y, en última instancia, ser felices de una manera profunda y duradera.




Francesc Torralba nos lo explica.




¿Qué es la inteligencia espiritual?




Francesc Torralba
: Es una modalidad de inteligencia que también se denomina existencial o trascendente. Completa el mapa de las inteligencias múltiples que desarrolló, hace más de dos decenios, Howard Gardner. Nos referimos a una inteligencia que nos faculta para preguntar por el sentido de la existencia, para tomar distancia de la realidad, para elaborar proyectos de vida, para trascender la materialidad, para interpretar símbolos y comprender sabidurías de vida. El ser humano es capaz de un conjunto de actividades que se no explican sin referirse a este tipo de inteligencia. Es especialmente cultivada en los grandes maestros espirituales, en los filósofos y artistas, también en los creadores.



el ser humano, ¿es un ser espiritual?




El ser humano es un ser que trasciende lo material. Es una unidad de cuerpo y alma. En sentido estricto, no “tenemos” un cuerpo. Más bien vivimos en él, nos expresamos en él, lo gozamos y lo padecemos. Tampoco “tenemos” un espíritu, como si fuera un objeto o una propiedad anexa. Hay en el ser humano algo que escapa a la racionalidad y a la materialidad, un destello de eternidad, un enigma.






miércoles, 24 de agosto de 2011

Julio Lois Fernández


Estado actual
de la investigación histórica sobre Jesús

Julio Lois Fernández
juliolois@navegalia.com



Ayer leí la noticia de la muerte de Julio Lois.  Me sonaba de haber leído algún artículo o libro suyo y lo relacionaba con los teólogos de la liberación. Efectivamente revisando el archivo encuentro un libro suyo sobre el estado actual de la investigación histórica sobre Jesús. Lo volví a releer por encima y me pareció que, aunque muy acertado, en cierto modo, sigue “sin estrenar”.  Sintetizando mucho trataba de precisar en su artículo la relación que debe mantenerse entre el Jesús de la Historia y el Cristo de la fe. Extraigo algunos párrafos y elimino las notas al pie de página.

“Es preciso tener en cuenta que el “Jesús histórico” que pretende presentarnos la investigación histórico-crítica no equivale sin más al “Jesús real” o “Jesús terrestre” que vivió y murió. La expresión “Jesús histórico”, en su sentido técnico, se refiere a lo que científicamente puede saberse acerca de Jesús.

Si en Jesús se da una universalidad única, deberá hallarse en su humanidad, no tras ella o sobre ella. La figura en que Dios se revela es el hombre Jesús...Lo humano es aquí la medida (no digo norma o criterio) en que aparece lo divino...Si Jesucristo es Dios Hijo, lo sabemos solamente por la manera en que es hombre; esto debe reflejarse en su propia existencia humana, y él debe ser hombre de forma absolutamente única

Se entiende por Cristología “desde arriba” la que procede desde la divinidad de Jesús y sitúa así la idea de la encarnación como punto central de su reflexión. Presupone la divinidad de Jesús, confesada en la fe, y a partir de ahí se pregunta cómo se ha encarnado el Hijo eterno de Dios, segunda persona de la Trinidad.

La Cristología “desde abajo” es la que arranca de la humanidad histórica de Jesús y desde ahí se remonta al reconocimiento de su divinidad. Se basa, pues, como primera referencia, en el mensaje y en el destino de Jesús, para llegar, a partir de ahí, a la idea de la encarnación.

Como se ve no es una cuestión banal la cuestión metodológica. Tal vez pudiéramos decir que el anuncio cristiano sobre Cristo sólo puede entenderse en su verdadero contenido significativo a partir de la historia de Jesús. Y es que es a partir de esa historia  como captaremos mejor la razonabilidad del anuncio, como seremos llamados a la conversión traducida en seguimiento de Jesús, como percibiremos mejor el rostro -diferente y hasta disidente- del Dios que en ella se nos ha manifestado, como nos sentiremos estimulados a ser Iglesia pobre y de los pobres...

“Este catecismo está pensado para los cristianos que construyen «el Reino» en la tierra desde la base, y para que reflexionen quienes lo construyen desde arriba, y no precisamente desde el cielo.”

Yo lo que tengo son los tres  folletos de “Catecismo  Alandar”, que adquirí a principio de los 90, ya no me acordaba que Julio Lois era uno de sus coautores. Están geniales. Toda la colección de folletos.

De momento estamos con el método de teología “desde arriba” con la esperanza de que algún se invierta el orden… ¡¡Gracias Julio Lois!!. ¡¡Usted sí que está arriba!!

martes, 23 de agosto de 2011

MI PEQUEÑO BALANCE DE LA JMJ



ALGUNAS FRASES DEL PAPA DURANTE LA JMJ



En general no me atrae nada los grandes acontecimientos públicos. Me siento mucho más cómoda en entornos más discretos y sencillos. Eso en el caso de que yo tenga que estar presente. En este caso como se trataba de permanecer de espectadora he disfrutado con la JMJ. Reconozco que me emociona y vivo intensamente viendo las ceremonias por la tele u oyéndola por la radio si no puedo verlas. ¡Como hace mi familia cuando quieren ver un partido de fútbol importante!  y preparan  previamente unas tapitas de frutos secos, papas fritas, palomitas y refrescos y/o una cervecita ... ¡pues así me preparo yo para ver al papa en un acontecimientos importante para la Iglesia, en este caso!
¡Claro que no lo puede ver todo!!... el Via Crucis por ejemplo me lo perdí porque tuve visita sorpresa justo a esa hora… ¡y encantada con la visita!... pero lo que pude ver ¡allí estaba!
Quiero destacar algunas frases de los distintos discursos del papa que me gustaron y que quería compartir con ustedes. También hay cosas que me gustaron menos, o que creo que estaban incompletas, o que creo que faltaron… pero prefiero hacer énfasis en lo que me pareció más positivo. Están dichas por Benedicto XVI en éstos días de la JMJ en distintos momentos. El orden es aleatorio.


“No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios”.

La fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo.

“La fe cristiana nos ha enseñado que verdad, justicia y amor no son simplemente ideales, sino realidades de enorme densidad”.

“Cunde en la actualidad una visión utilitarista de la educación….Sabemos que cuando la sola utilidad y el pragmatismo inmediato se erigen como criterio principal, las pérdidas pueden ser dramáticas: desde los abusos de una ciencia sin límites, más allá de ella misma, hasta el totalitarismo político que se aviva fácilmente cuando se elimina toda referencia superior al mero cálculo de poder”

“La Universidad encarna un ideal que no debe desvirtuarse ni por ideologías cerradas al diálogo racional, ni por servilismos a una lógica utilitarista de simple mercado, que ve al hombre como mero consumidor”

“La enseñanza no es una escueta comunicación de contenidos, sino una formación de jóvenes a quienes habéis de comprender y querer, en quienes debéis suscitar esa sed de verdad que poseen en lo profundo y ese afán de superación” … “Y el modo de hacerlo no solo es enseñarlo, sino vivirlo, encarnarlo, como también el Logos se encarnó para poner su morada entre nosotros”

“Si verdad y bien están unidos, también lo están conocimiento y amor. De esta unidad deriva la coherencia de vida y pensamiento, la ejemplaridad que se exige a todo buen educador”

“La humildad es asimismo una virtud indispensable, que protege de la vanidad que cierra el acceso a la verdad”

 “La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre”

Lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento y huir ante el dolor, sino la capacidad de aceptar la tribulación, madurar en ella y encontrar en ella un sentido mediante la unión con Cristo”

“Sufrir con el otro, por los otros; sufrir por amor de la verdad y de la justicia; sufrir a causa del amor y con el fin de convertirse en una persona que ama realmente, son elementos fundamentales de humanidad, cuya pérdida destruiría al hombre mismo”
 

“La radicalidad evangélica es estar “arraigados y edificados en Cristo, y firmes en la fe” (cf. Col, 2,7)”

“Permitidme también que os recuerde que seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús en solitario”


Uno de los grupitos que asistieron a la JMJ desde Tenerife. 

domingo, 7 de agosto de 2011

Signos de los tiempos

“SIGNOS DE LOS TIEMPOS”

En el comentario al Evangelio de hoy, Pagola nos recuerda que hay que escuchar los signos de los tiempos a los que el propio Jesús nos exhorta en Mateo 16, 3.

Uno de los signos que permanece en el tiempo es la pobreza y, todavía más grave, las hambrunas. El primer informe de Cáritas sobre África nos muestra los datos escalofriantes:


En medio de tanta crisis de todo tipo, de las hambrunas, de la violencia, de la impotencia aprendida (hagas lo que hagas nada cambia), de las injusticias y atropellos… ¡¡Dios mío!! ¿será un indicio de esperanza lanzarse a las olas del mar de indignados? (aunque de todo habrá, trigo y cizaña). El Evangelio de hoy parece que en medio del tormentoso mar podemos reconocer al Señor. ¿Será éste entonces un signo de los tiempos  propicio para la humanidad? Una de esas olas hoy nos viene precisamente del país de Jesús:




Evangelio de hoy: Mateo 14, 22-33

 “Después que se sació la gente, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla mientras Él despedía a la gente. Y después de despedir a la gente subió al monte a solas para orar. Llegada la noche estaba allí solo. Mientras tanto la barca iba ya muy lejos de la tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contario. De madrugada se les acercó Jesús andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma. Jesús les dijo enseguida: “Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!. Pedro le contestó: “Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua”. Él le dijo: “Ven”. Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua acercándose a Jesús;  pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: “Señor, sálvame”. Enseguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: “¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?”. En cuanto subieron a la barca amainó el viento. Los de la barca se postraron ante él diciendo: “Realmente eres Hijo de Dios”. Mateo 14, 22-33.

MIEDO A JESÚS

                Mateo ha recogido el recuerdo de una tempestad vivida por los discípulos en el mar de Galilea para invitar a sus lectores a escuchar, en medio de las crisis y conflictos que se viven en las comunidades cristianas, la llamada apremiante de Jesús a confiar en él.

            El relato describe de manera gráfica la situación. La barca está literalmente «atormentada por las olas», en medio de una noche cerrada y muy lejos de tierra. Lo peor es ese «viento contrario» que les impide avanzar. Hay algo, sin embargo, más grave: los discípulos están solos; no está Jesús en la barca.

            Cuando se les acerca caminando sobre las aguas, los discípulos no lo reconocen y, aterrados, comienzan a gritar llenos de miedo. El evangelista tiene buen cuidado en señalar que su miedo no está provocado por la tempestad, sino por su incapacidad para descubrir la presencia de Jesús en medio de aquella noche horrible.

            La Iglesia puede atravesar situaciones muy críticas y oscuras a lo largo de la historia, pero su verdadero drama comienza cuando su corazón es incapaz de reconocer la presencia salvadora de Jesús en medio de la crisis, y de escuchar su grito: «iAnimo, soy yo, no tengáis miedo!».

            La reacción de Pedro es admirable: «Si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua». La crisis es el momento privilegiado para hacer la experiencia de la fuerza salvadora de Jesús. El tiempo privilegiado para sustentar la fe no sobre tradiciones humanas, apoyos sociales o devociones piadosas, sino sobre la adhesión vital a Jesús, el Hijo de Dios.

            El narrador resume la respuesta de Jesús en una sola palabra: «Ven». No se habla aquí de la llamada a ser discípulos de Jesús. Es una llamada diferente y original, que hemos de escuchar todos en tiempos de tempestad: el sucesor de Pedro y los que estamos en la barca, zarandeados por las olas. La llamada a «caminar hacia Jesús», sin asustarnos por «el viento contrario», sino dejándonos guiar por su Espíritu favorable.

            El verdadero problema de la Iglesia no es la secularización progresiva de la sociedad moderna, ni el final de la "sociedad de cristiandad" en la que se ha sustentado durante siglos, sino nuestro miedo secreto a fundamentar la fe sólo en la verdad de Jesucristo.

            No nos atrevemos a escuchar los signos de estos tiempos a la luz del Evangelio, pues no estamos dispuestos a escuchar ninguna llamada a renovar nuestra manera de entender y de vivir nuestro seguimiento a Jesús. Sin embargo, también hoy es él  nuestra única esperanza. Donde comienza el miedo a Jesús termina nuestra fe.

José Antonio Pagola



Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Despierta la confianza en Jesús. Pásalo.
7 de agosto de  2011
19 Tiempo ordinario (A)
Mateo 14, 22-33





NOTA PARA MIS LECTORES:

No es que sea muy vaga pero hace meses que no subo nada al blog. Aparte de que me está resultando más enriquecedor  leer otros blog que escribir yo, pues _ en definitiva, todo está en la Red y cada uno busca lo que le interesa_ , es porque estoy intentando terminar la tesina sobre la Inmigración y el compromiso cristiano y, en fin, seguiré dejando aparcado el blog hasta que de vez en cuando me dé un arrebato y escriba algo. ¡¿Ok?! Gracias y besitos a todos.


jueves, 28 de abril de 2011

¿QUIÉN LO MATÓ?...

DESDE ABEL HASTA NUESTROS DIAS SE SIGUE REPITIENDO  EL PROCESO... SIEMPRE HAY VÍCTIMAS INOCENTES QUE MUEREN Y, DE ALGUNA MANERA TODOS SOMOS RESPONSABLES... ÉSTA PARECE SER NUESTRA CONDICIÓN HUMANA EN LA HISTORIA. SIN EMBARGO HAY ALGUIEN QUE DESDE DENTRO HA INVERTIDO ÉSTE PROCESO DE MUERTE EN VIDA, DE ODIO EN PERDÓN, DE VIOLENCIA EN DON DE LA PAZ... ¡¡JESÚS DE NAZARET!

HACE TIEMPO QUE TENGO ÉSTA PEQUEÑA OBRA DE TEATRO QUE ACOSTUMBRO LEER CON ALUMNADO DE BACHILLERATO, LO CUAL NOS DA PIÉ PARA LA REFLEXIÓN, A VECES ANTES O DESPUÉS DE SEMANA SANTA. NO SÉ CÓMO LLEGÓ A MIS MANOS NI QUIÉN LO ESCRIBIÓ ASÍ QUE OMITO ÉSTOS DATOS.

¿ QUIÉN LO MATÓ?

 

Escenificación Sobre el proceso a Jesús

 

PERSONAJES: 


Poncio Pilato
Herodes
Anás
Caifás
Judas Iscarote

Juez
Fiscal
Defensor
guardias

JUEZ:
Acabamos de presenciar la muerte de Jesucristo, indudablemente la muerte más famosa de la historia. Como Vds. han visto, la muerte de Cristo no fue un asesinato clandestino realizado en la oscuridad de la noche, sino el resultado de una sentencia judicial pronunciada en un tribunal de justicia.
La ejecución de la sentencia ocurrió a mediodía, un viernes.
Bueno, lo que interesa ahora, es ¿QUIEN LO  MATO?, ¿QUIEN O QUIENES TIENEN LA CULPA DE SU MUERTE? Como fue una sentencia judicial no podemos culpar a los verdugos, o sea, los que físicamente clavaron al acusado a la cruz de madera en la que, más tarde, falleció. Es demasiado evidente que los culpables eran otros.
Entonces, para juzgar mejor lo que pasó, vamos a llamar nuevamente a los principales personajes que tuvieron algo que ver con la muerte de Jesús de Nazaret.
Ustedes van a ser el jurado. Dirán en cada caso si es culpable o no, después de haber escuchado su defensa, así como las acusaciones del fiscal.
Conviene no dejarse influenciar por algún parentesco que puedan tener con los acusados; guíense solamente por el deseo de justicia.
Finalmente les notifico que su silencio será interpretado como una acusación de culpabilidad. Es difícil ser neutral frente a este acontecimiento histórico. Yo, como juez, aceptaré sin discusión el fallo, la decisión de Vds., el jurado.
_ ¡Llamen al primer acusado: Poncio Pilato!
GUARDIA: (En voz alta) ¡Poncio Pilato!
FISCAL: Señor Poncio Pilato, Vd. fue la máxima autoridad política en el país de Judea en el tiempo de la crucifixión de Jesús de Nazaret, ¿es así?
PILATO: Si, es cierto, aunque yo solamente representaba al Emperador romano.
FISCAL: Judea era una colonia del Imperio Romano, ¿no?
PILATO: Si, una de las colonias más miserables y asquerosas. Los judíos estaban siempre peleándose entre ellos... fariseos, saduceos y esos guerrilleros zelotas. Yo nunca quise que me mandaran allí.
FISCAL: Correcto. Sin embargo, Vd. tuvo la responsabilidad política y fue Vd. el que condenó a muerte a Jesús.
PILATO: No, no hice eso. Me lavé las manos públicamente del asunto. Yo sabía que era inocente e hice lo posible para salvarlo. Incluso, era la costumbre poner en libertad a un preso por ser la fiesta de Pascua, y yo dejé que los judíos escogieran entre Jesús y Barrabás. Cuando yo dije que Jesús era inocente, me gritaron: "¡Crucifícalo!, ¡crucifícalo!". Algunos querían chantajearme, los sinvergüenzas, diciendo: "Si lo sueltas te acusaremos ante el Emperador de Roma".
FISCAL: ¿Pero Vd. lo condenó?
PILATO: ¿Qué otra cosa podía hacer? Esos judíos me tuvieron arrinconado.
FISCAL: Sin embargo, es verdad que en todo el país solamente Vd. tenia el poder de condenar a un hombre a morir.
PILATO: Sí, es cierto.
FISCAL: Y si usted no hubiera dado su consentimiento, Jesús no hubiera muerto.
PILATO: ¡Lo niego! Estos malditos fariseos lo hubieran asesinado clandestinamente. Yo hice la cosa en forma legal, nada más.
JUEZ: Tiene la palabra el abogado defensor.
DEFENSOR: (dirigiéndose a Pilato) ¿Es verdad que Vd. era el representante del Imperio Romano?
PILATO: ¡Si!, es verdad.
DEFENSOR: Vd. era representante del Imperio Romano; una de sus funciones primordiales era mantener el orden; para que no fuera alterado por levantamientos populares, por guerrillas, por asambleas, por mítines... ¿es cierto?
PILATO: iSi!, es cierto. Roma no quería que la paz fuera alterada en sus colonias. Teníamos órdenes de suprimir, por la fuerza, cualquier manifestación que causara desórdenes populares.
DEFENSOR: Bien. Por otro lado, ¿no es verdad que al Imperio Romano le interesaban las buenas relaciones con las autoridades religiosas judías?
PILATO: iSí!, es verdad. Roma nos había recomendado mantener relaciones cordiales con los Sumos Sacerdotes. Teníamos acuerdos secretos y concesiones que, lo confieso, a veces eran contra los intereses del pueblo.
DEFENSOR: ¿Usted fue presionado por Anás y Caifás para que dictara la sentencia de muerte contra Jesús de Nazaret?
PILATO: iAsí fue! Ellos me presionaron fuertemente; hasta llegaron a amenazarme con enviar emisarios a Roma mostrando mi infidelidad al Imperio; esto, lógicamente, hubiese provocado mi destitución del cargo, quizá mi procesamiento y mi ruina política.
DEFENSOR: (dirigiéndose al jurado) ¡Señores del jurado! Este hombre es inocente. Actuó bajo presiones muy fuertes... ¿Quién de Vds. no ha sentido miedo cuando lo van a denunciar por defender la justicia? El temor a represalias, a que te llamen “chivato”, a perder la amistad de “amigos” influyentes; o a  quedarse sin recreo, el pensar en nuestros padres ó a quedarte sin trabajo si dependes del jefe… ¿no nos obliga a guardar silencio ante las injusticias que vemos? Señores del jurado, si Vds. condenan a este hombre, Vds. mismos se condenan...
¿Acaso no es verdad que se tiene miedo a comprometerse, a luchar por lo que se cree justo, a organizarse y a exigir sus derechos en la escuela, en el pueblo? ¿Acaso Vds. no se han lavado las manos muchas veces ante las injusticias que se cometen alrededor y delante de sus ojos?
En todas esas ocasiones, ser solidarios con los demás; era un riesgo demasiado grande y preferimos no hacer nada: exactamente como Pilato, a quien Vds. ahora van a juzgar...
(Dirigiéndose al Juez) He terminado Sr.Juez.
JUEZ: Gracias. Ahora el pueblo, como jurado, tendría la última palabra. Si alguien del pueblo desea hacerle una pregunta al acusado, lo puede hacer ahora...
SE INVITA AL PUEBLO A PREGUNTAR (PAUSA)
JUEZ: Entonces, procedamos con el juicio. Levanten la mano todos los que piensan que Poncio Pilato es INOCENTE de la muerte de Jesús de Nazaret. Recuerden que los que se abstienen de votar están votando en contra del acusado.
(LOS GUARDIAS CUENTAN LOS VOTOS)

(LOS GUARDIAS CUENTAN LOS VOTOS NUEVAMENTE, ANUNCIAN EL RESULTADO AL JUEZ, ESTE LO ANUNCIA AL PUEBLO. SEGUN SEA INOCENTE O CULPABLE, EL JUEZ PRONUNCIA UNA DE ESTAS DOS SENTENCIAS...)

JUEZ:
 El acusado Poncio Pilato, por votación popular y democrática, ha sido declarado culpable por este tribunal del pueblo.
JUEZ:
El acusado Poncio Pilato, por votación popular y democrática, ha sido declarado inocente por este tribunal del pueblo, y por consiguiente será puesto en libertad desde este momento.

 (PILATO SALE ENTRE GUARDIAS)
JUEZ: (Al guardia) Llame al segundo acusado, Herodes.
GUARDIA: Acusado Herodes!
FISCAL: Acusado Herodes, Vd. era el Rey de Galilea en el tiempo de Jesús de Nazaret, ¿si o no?
HERODES: Si, pero yo no era nada más que un rey-títere.
FISCAL: Explíquese.
HERODES: Yo era rey, pero no tenia poder. Reinaba, pero no gobernaba. Recibía mis órdenes de los romanos.
FISCAL: Entonces, ¿por qué fue que Pilato mandó a Jesús a ser  juzgado por Vd., si es que Vd. no gozaba de ningún poder real?
HERODES: Es que Pilato llegó a saber que Jesús era ciudadano de Galilea, que era mi territorio -mi reino- en ese tiempo y como Pilato no quería esa responsabilidad, y como yo estaba de vacaciones en Jerusalén esa semana, me lo mandó a mí.
FISCAL: ¿y Vd. lo condenó?
HERODES: De ninguna manera. Se trataba de un pobre loco que ni siquiera abrió la boca para hablar. Se quedó completamente mudo frente a mí. Me miró, con esos ojos terribles que tenía. Hasta ahora me acuerdo de cómo me observaba, como si conociera toda mi vida anterior.
FISCAL: ¿Entonces?
HERODES: Bueno, como no me contesta nada, me aburrí. Había otras cosas que hacer, entonces le hicimos una pequeña broma, inocente por supuesto. Le quitamos su ropa, y le pusimos un disfraz de Rey, porque todos sus amigos lo llamaban "Rey de los Judíos". Pero yo no lo condené; lo devolví a Poncio Pilato en su nuevo disfraz. Fue una buena broma y nos reímos mucho.
FISCAL: Sin embargo, Vd. no lo declaró inocente.
HERODES: Claro que el pobrecito no era culpable de nada serio. Pero yo no podía comprometerme poniéndolo en libertad. En  primer lugar, yo estaba fuera de mi jurisdicción; en  segundo lugar, esos malditos fariseos me hubieran matado. Lo devolví a Pilato, sencillamente.
FISCAL: Pero Vd. hubiera podido llevarlo a Galilea para juzgarlo allá. Pilato hubiera consentido en eso
HERODES: Supongo que sí, pero ¿para qué? Mi único crimen fue quizás, que fui un poco cobarde.
FISCAL: Tiene la palabra el abogado defensor.
DEFENSOR: (Dirigiéndose a Herodes): ¿Es verdad que Vd. no tenía facultades para gobernar en Jerusalén?
HERODES: Si. Yo era rey de Galilea y no tenía funciones legislativas en Jerusalén.
DEFENSOR: Sin embargo, llevaron a Jesús ante Vd. para que lo juzgara; ¿no es cierto?
HERODES: ¡No!, yo no lo juzgué. Ya he dicho que no era mi competencia. Ante la presión de los fariseos, yo le hice unas cuantas preguntas, que no me contestó. Y, como ya le dije, estábamos de buen humor y le hicimos una broma.
Yo lo remití a Pilato, que era la autoridad competente.
DEFENSOR: Pero, ¿Vd. pudo hacer algo por el prisionero, no es verdad?
HERODES: Bueno, yo podía haber pedido la extradición del juicio a Galilea, pero ¿para qué meterme en problemas?.. Jesús había sido preso en Jerusalén, y las acusaciones pertenecían a las autoridades de aquel lugar. Pilato era el que tenía que resolverlas: ¡¿Para qué complicarme la vida?!
DEFENSOR: (Dirigiéndose al Jurado). Señores, este hombre es inocente. No juzgó a Jesús... Y no lo vamos a condenar por lo que pudo hacer o dejó de hacer... ¿Acaso Vds. quieren meterse en problemas apoyando a aquel del que todos se ríen ó si en clase alguien les pide un favor, una recomendación...? "Mejor habla con la directora”, “si quieres entrar en club búscate la vida”,   y así no se meten en líos:  ¡bastante tenemos con ocuparnos de nuestros problemas!... el otro, el marginado, el que es rechazado, el inmigrante, el diferente,¡ para qué complicarse la vida!, ¡mejor no nos metemos en líos!.
Cuando hay que participar en las reuniones de alumnos, en las reivindicaciones de estudiantes, en la Asociación de Vecinos,  en la parroquia,... ¡mejor nos quedamos en casa jugando con el ordenador, o viendo una película, y no nos comprometemos, ni nos complicamos la vida!
(Dirigiéndose al Juez): ¡He terminado Sr. Juez!

JUEZ: Como anteriormente, invito al pueblo a levantar la mano los que consideren que Herodes es INOCENTE del crimen.

(SE CUENTAN LOS VOTOS Y SE DA EL RESULTADO) .
EL acusado Herodes, por voto popular y democrático, ha sido declarado culpable (o inocente) por este tribunal, y será puesto en libertad desde este momento.
(HERODES SALE DEL TRIBUNAL)
JUEZ: Llamen a los sacerdotes Anás y Caifás.
GUARDIA: ¡Anás y Caifás!  
FISCAL: Vds. eran sumos sacerdotes en el tiempo de Jesús de Nazaret, ¿no es verdad?
ANAS y CAIFAS: Si, es verdad.
FISCAL: cuenten al tribunal por qué condenaron a Jesús.
ANAS: Sencillamente, se metió en cosas que no eran de su competencia.
CAIFAS: Era un laico que se atrevió a criticar el sistema religioso judío, especialmente a los sacerdotes.
ANAS: También se metió en política y Vds. comprenden seguramente que la religión no debe mezclarse en cosas de política, sobre todo con la política de los que mandan.
FISCAL: ¿Como el Imperio Romano?
CAIFAS: Exactamente. El sistema religioso tiene que predicar la paz y la vida futura. ¿Qué vamos a hacer cuando personas como ese Jesús comienzan a predicar la subversión y la rebelión en nombre de Dios y de la Religión?
FISCAL: ¿Jesús hizo eso?
ANAS: Si, muchas veces.
CAIFAS: Una vez expulsó a unos inocentes comerciantes de nuestro Templo, como para decir que el culto no tiene derecho a sostenerse económicamente, ¿qué tiene de malo vender en el templo?
ANAS: Seguramente, Vd. sabe que había varios guerrilleros y  revolucionarios entre sus discípulos y amigos. Uno se llamaba Simón el zelote. Hasta mujeres y gente pobre  lo seguían, y él no las rechazaba. A mi parecer, la institución religiosa tiene que protegerse un poco.
Quizás en la vida futura todos seremos iguales; pero, aquí en este mundo Dios ha creado a las personas desiguales y diferentes. Su voluntad está bien clara: El quiere que haya ricos y pobres, santos y pecadores. ¿Quiénes somos nosotros para cambiar lo que Dios quiere?
FISCAL: Entonces, Vds. vieron a Jesús como un elemento subversivo y revolucionario. ¿Por eso lo acusaron y pidieron su condena a muerte?
CAIFAS: Exacto. Es necesario que haya respeto y obediencia a las autoridades y, con toda franqueza, ese Jesús no quería respetar ni obedecer. No era precisamente lo que se dice un modelo de observancia.
ANAS: Fue un obrero ignorante que quería destacar entre sus paisanos.
FISCAL: (DESPUES DE UN SILENCIO) Nada más, señor Juez.
JUEZ: Tiene la palabra el abogado defensor.
DEFENSOR: Vds. como sumos sacerdotes tenían como misión velar para que la Iglesia cumpliese su función. ¿No es verdad?
ANAS: Nosotros, sumos sacerdotes debíamos ser muy celosos de la misión de la Iglesia.No podíamos permitir que con actitudes como las de ese Jesús de Nazaret se alterase el orden y nos metiese en política.
CAIFAS: Además, nosotros debíamos dedicarnos a las cosas de Dios y dejar a los hombres las cosas de este mundo.
DEFENSOR: Entre los seguidores de Cristo se encontraba gente pobre, pordioseras, ladrones, enfermos, prostitutas; en una palabra, "pecadores"; ¿no es verdad?
ANAS: ¡Si! Era una muchedumbre de gentes de mal vivir los que le seguían, malos creyentes, pecadores. El mismo Jesús, curaba a los enfermos en sábado que es "el día del Señor".
CAIFAS: Un día expulsó del Templo a los mercaderes, nuestros amigos, buenos hombres, gente religiosa y respetuosa del sábado, que hacían sus penitencias y que nos daban abundantes limosnas para poder tener limpia y decente la casa de Dios.
DEFENSOR: Entonces, ¿Vds. acusaron a Jesús de irrespetuoso, de pecador y de político?
ANAS: ¡Era un pecador, atacaba a los sacerdotes y escribas, siervos de Dios!
CAIFAS: Era un subversivo, un loco, un demente.
JUEZ: ¡Basta! Toca el turno a la defensa.
DEFENSOR: (DIRIGIÉNDOSE AL JURADO) Señores: estos hombres, Anás y Caifás, son inocentes. Hicieron lo que tenían que hacer como altos dirigentes de la Institución religiosa a la que representan. Si los condenan tendrían que condenar también a muchos sacerdotes, religiosos, "católicos de toda la vida"... que se preocupan de la casa de Dios, del culto, aunque olviden los problemas de los pobres y oprimidos. Acaso tendrían que condenarse a Vds. mismos. Porque, ¿quién no prefiere cumplir lo establecido, mantener la observancia de la ley, asistir a los ritos para tranquilizar la conciencia...? Es decir ¿Cómo vamos a condenar a estos dos si nuestro comportamiento es idéntico al suyo y en la práctica, estamos de acuerdo con ellos? (PAUSA).
He terminado, señor Juez.
JUEZ: Señores del jurado: han escuchado las declaraciones de los sacerdotes Anás y Caifás, las acusaciones del fiscal y los argumentos de la defensa, ahora les corresponde a Vds. juzgar si las acusaciones que han hecho los sacerdotes a Jesucristo son acusaciones criminales, o si, por otra parte, son simplemente prejuicios e ignorancia en cuanto al papel de la Iglesia en el mundo.
Levanten la mano los que crean que Anás y Caifás son INOCENTES de la muerte de Cristo.
(SE CUENTAN LOS VOTOS).
JUEZ:
 (si son culpables)
JUEZ:
(si son inocentes)

Los prisioneros Anás y Caifás son declarados culpables por este tribunal y por consiguiente serán condenados.

Los prisioneros Anás y Caifás son declarados inocentes por este tribunal y, por consiguiente quedan absueltos.

 (SALEN LOS SACERDOTES ENTRE GUARDIAS)
JUEZ: Llamen al Sr. Judas Iscariote.
GUARDIA: jJudas Iscariote!
(ENTRA VESTIDO COMUN y CORRIENTE).
FISCAL: Vd. es el famoso apóstol que traicionó a Cristo, ¿no es verdad?
JUDAS: (GRITANDO)¡Yo no sabía que lo iban a matar!
JUEZ: No es necesario gritar. Contrólese, por favor.
FISCAL: ¿Qué papel tuvo Vd. en este asunto?
JUDAS: Yo era el tesorero del grupo. Llevaba el libro de cuentas y lo llevaba bien. Nadie jamás se quejó de mí. Sólo al final, cuando los gastos comenzaron a ser más que las entradas. Y es que el Maestro insistía en pagar impuestos. Era una bobada ¿para qué pagar impuestos?
FISCAL: ¿Eso fue todo?
JUDAS: No. El Maestro comenzó a descuidarse en otras cosas también. Una vez permitió a una mujer regalarle un perfume carísimo, importado del extranjero. Con el dinero que costó ese perfume hubiéramos podido comer un mes. Y es que el Maestro no daba importancia al dinero; no era un hombre práctico en los asuntos económicos. Estaba un poco en las nubes.
FISCAL: Pero, ¿pagaba los impuestos, no?
JUDAS: Eso sí. Pero, hablando con toda franqueza, ¿qué se puede hacer sin dinero? Cualquier asociación, cualquier sociedad necesita el dinero y necesita que alguien lo administre. Yo nunca manejé el dinero para beneficio propio. Y tampoco es cierto que me dejara sobornar por los sacerdotes. Recibí solamente treinta miserables monedas de plata. Si me condenan por eso tendrán que condenar también a la mayor parte de la población del mundo: ¿quién no ha recibido sobornos?: Los comerciantes, los políticos, la policía, los consejeros, los mismos jueces... ¿son todos tan limpios y tan claros que no han sido jamás sobornados por nadie?
FISCAL: ¿Eso es todo?
JUDAS: Sólo quiero repetir que yo no sabía que lo iban  a matar. De eso yo no tengo la culpa y a mí no me pueden condenar por la muerte de Jesús de Nazaret.
JUEZ: Su turno, señor Defensor.
DEFENSOR: Gracias, Sr. Juez (DIRIGIENDOSE A JUDAS): ¿Vd. fue uno de los que Cristo escogió para que lo siguieran?
JUDAS: ¡Si! Yo dejé mi casa, mis amigos, mi tranquilidad familiar y me fui con el Maestro, me gustaba lo  que decía y me sentía a gusto en el equipo.
DEFENSOR: Ya nos contó Vd. cuáles eran sus funciones dentro grupo que seguía a Jesús. Pero, ¿qué paso al final?
JUDAS: Bueno, poco a poco, me empecé a sentir mal en el grupo, por un lado los compañeros empezaban a desconfiar de mí y por otro, mis opiniones ya no eran aceptadas; Pedro y Juan se habían vuelto los amigos de confianza del Maestro...
DEFENSOR: ¿y es por esto que vd. entregó a Jesús?
JUDAS: ¡No!, ¡no fue por estos motivos!, aunque debo confesar, que algo influyeron... Yo fui engañado, los sacerdotes y fariseos, me dijeron que querían hablar a solas con el Maestro. Que yo les arreglara una cita.  Y eso fue lo que hice... ¡Yo no sabía que lo iban a matar!... ¡Ese no fue el trato!...
DEFENSOR: Pero, Vd. recibió dinero por arreglar la cita. ¿No es verdad?
JUDAS: Bueno, ellos me ofrecieron dinero que yo en un principio no quise aceptar... Pero después. Yo tenía algunas deudas, me exigían que las pagara; la hipoteca, no sabía qué hacer... Ese dinero, me cayó de maravilla. ¿No lo iba a recibir, si estaba muy necesitado?.. Como ya le dije, no sabía que iban a matar al Maestro... ¡Fui engañado!...
DEFENSOR: (Dirigiéndose al jurado)  Señores, este hombre es  inocente... Es un hombre mediocre, incapaz de hacer mal o tratar de matar a alguien... Fue engañado por los sacerdotes y fariseos... ¿Quién de nosotros no ha recibido dinero de no muy clara procedencia, por ciertos intercambios, por ciertos comentarios, por denuncias, por firmar un papel, por dar un voto, o por guardar silencio ante la injusticia y el atropello?.. Acaso en el trabajo y en tantos otros lugares, ¿no subimos de categoría, pisando a los demás, haciéndolos a un lado, perjudicándolos: si nos hacen caso, si nuestras ideas son aceptadas, si somos importantes, la cosa marcha; pero en el momento que somos cuestionados, cuando otros son más importantes que nosotros, entonces aquello ya no funciona;  o nos vamos, o empezamos a desprestigiar al grupo... ¿Esto no es traicionar a Cristo, traicionar a nuestros amigos, a nuestros compañeros?.. Para usar una expresión del mismo Jesús...; "Quien se sienta libre de culpa, que tire la primera piedra".
JUEZ: Gracias. Ahora el pueblo debe decidir en cuanto a la culpabilidad o inocencia de Judas Iscariote. Teniendo en cuenta lo que han escuchado hoy, sin hacer caso a sus juicios previos (prejuicios), ni a la opinión mundial. Levanten la mano...


(SE REPITEN VOTACION y SENTENCIA COMO ANTES).
Juez:

Juez:
EL acusado Judas Iscariote, por voto popuar y democrático, ha sido declarado CULPABLE por este tribunal y, por tanto, está condenado.
El acusado Judas Iscariote, por voto popular y democrático, ha sido declarado INOCENTE por este tribunal y, por tanto, será puesto en libertad desde este momento.

 (SALE JUDAS ISCARIOTE)
JUEZ: Señores, señoras:
A todos Vds. ha correspondido hoy el papel de Jurado.
Vds., no yo -ni el Fiscal- han juzgado a Poncio Pilato, a Herodes, a Judas Iscariote, a los sacerdotes Anás y Caifás.
   El juzgar la culpabilidad o la inocencia de personajes históricos no es quizás tan fácil como muchos Vds. pueden haber pensado.
Termino este proceso pidiendo a Dios que nos haga comprender que la lucha principal de la vida es la de escuchar atentamente la voz de la conciencia personal y colectiva, sin la que los sueños de la humanidad permanecerán como meros sueños,  sin ninguna posibilidad de realización.
(SE LEVANTA)
Señoras y señores de este tribunal, la sesión de hoy se da por concluida.
Gracias.
(SALE)