El hoy no es más que el recuerdo del ayer y el mañana, el sueño de hoy.

domingo, 17 de octubre de 2010

17 de Octubre: Día de la Erradicación de la Pobreza extrema y el Hambre

video
Padylla: Los Objetivos del Milenio

4 comentarios:

  1. Palabras redondas las de Ghandi. Podríase pues empezar por el día de la erradicación de la avaricia en el mundo. Por ahí podrían ir los tiros. Pongámonos a pensar cómo, no se me ocurre otro modo que a través de la educación emocional. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Mi mamá me decía que la avaricia siempre rompe el saco. Y trataba de enseñarme a no desear lo que no era mío ni me hacía falta. Tenía buena intención. Pero lo que no me indicó es de qué saco estaba hablando. Ahora ya veo que ese saco es ajeno. Quien acumula, deseando más, rompe los bolsillos de otros. Y ese mal no tiene enmienda, en lo que yo conozco. No sé de ningún avaricioso que se haya arrepentido, salvo Mateo, el del evangelio. Bueno, sí, dicen que Francisco de Borja también se convirtió.
    Mientras exista ese mal, existirán otros males. Pero el hambre es un cosa que se cura con la muerte. Porque no hay negocio en ella, y la simple solidaridad no hace sino poner paños calientes. Ha dicho Benedicto XVI que la Iglesia estará siempre contra el hambre, pero en dos mil años no ha podido hacer más. Es una pena.
    Gandhi fue más listo; utilizó el hambre en su lucha. A lo mejor empeorando todo, mejoramos todos.
    No sé qué más decir. Repito, es una pena.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tienes razón Emejota!... habría que empezar por erradicar la avaricia... que tiene que ver con el saco del que hablaba tu madre Miguel Ángel!!... En algún sitio leí, que decía algún sabio , que no me acuerdo quién era, que "cuando consumimos más de lo que necesitamos a alguien se lo quitamos"... ahora bien, ¿dónde está el límite de lo que es necesario?... si ya la publicidad y la propaganda se encarga de crearnos las necesidades y, precisamente manipulando nuestras emociones y deseos...
    Creo que habría que recuperar palabras feas como austeridad, esfuerzo, integridad, sacrificio para aplicarlas en todos los ámbitos de la vida individual, y en nuestro caso también eclesial... y eso, por lo que se ve, ya no se lleva...Besitos a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Frases del estilo de la que citas dijeron muchas los Santos Padres, tanto griegos como latinos. P.e.: “No seamos más brutos que los animales… Rebaños de ovejas pastan sobre un monte único; caballos innumerables se apacientan también en una sola y misma llanura, y todos se ceden unos a otros el goce del sustento necesario. En cambio, nosotros escondemos en nuestros bolsillos lo que es común, y poseemos solos lo que es de muchos” (San Basilio). “¿Es que el Señor misericordioso te ha hecho a ti mayores gracias, para que consumas lo que él ha dado, únicamente en provecho tuyo, y encierres en arcas y graneros lo restante…?” (San Juan Crisóstomo). “El mundo ha sido creado para todos, y unos pocos ricos intentáis reservároslo” (San Ambrosio de Milán). “Las riquezas no tienen otro origen que la injusticia” (San Jerónimo). “Las riquezas son injustas o porque las adquiriste injustamente, o porque ellas mismas son injusticia, por cuanto tú tienes y otro no tiene, tú abundas y otro vive en la miseria” (San Agustín).
    González Faus recoge en su libro “Vicarios de Cristo: Los pobres” (Cristianisme i Justícia) una antología de textos de la teología y de la espiritualidad sobre la injusticia de la riqueza y el desprecio de los pobres.
    Y está la archiconocida frase de Helder Camara: ”Si le doy de comer a los pobres, me dicen que soy un santo. Pero si pregunto por qué los pobres pasan hambre y están tan mal, me dicen que soy un comunista. “ Pero esto ya es otro tema…

    ResponderEliminar