El hoy no es más que el recuerdo del ayer y el mañana, el sueño de hoy.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

A CRISIS PROFUNDAS CAMBIOS RADICALES...



PROPUESTA CRISTIANA
Invito a leer el documento de la HOAC sobre la Reforma Laboral para ampliar información. www.hoac.es/pdf/reflexiones/REFORMALABORAL.pdf


El documento  plantea, entre otras cosas,  desde una perspectiva cristiana, el problema fundamental de la actual reforma laboral, no sólo en España sino en el conjunto de Europa. Se trata de que, en lugar de ayudar a caminar hacia la construcción de un nuevo modelo de relaciones económicas y sociales que permitan avanzar en el reconocimiento práctico de la dignidad de las personas, en justicia y libertad, y en responder a las necesidades de los empobrecidos (ver enlace: http://wwwundp.org/spanish/mdg/basics.shtml  sobre cumbre de Objetivos de Desarrollo del Milenio), lo que hace es continuar en el mismo camino que nos ha llevado hasta donde estamos actualmente. No saldremos de la crisis con justicia y humanidad si no rectificamos el rumbo. De hecho, lo que se está haciendo es dar una vuelta de tuerca más en la pretensión de subordinarlo todo a las exigencias del mercado, con olvido de los derechos de las personas.  La solución pasa por cambiar el modelo de producción y consumo. Que sea un modelo que permita vivir y cultivar la vida personal, familiar, cultural, social y religiosa sobre unos cimientos de justicia y libertad. 


Por último, destacar un fragmento de texto, del documento del
Papa, Benedicto XVI  acerca de las condiciones del trabajo digno:
Benedicto XVI en «Caritas in veritate»: «Un trabajo que, en cualquier sociedad, sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer: un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias…; un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación» (n. 63)

¿CÓMO DARLE LA VUELTA AL CALCETÍN. ALGUNAS CUESTIONES A TENER EN CUENTA.
  1. ¿Llegaremos a legalizar un sueldo máximo para los directivos, altos funcionarios y responsables de la economía financiera?
  2.  ¿Será posible una legislación mundial sobre los derechos y deberes del mundo productivo, económico y financiero, de forma que tengan unos mínimos de obligado cumplimiento que hagan disminuir las diferencias y la competencia basada en los bajos costes sociales?
  3. ¿Se articulará una nueva estructura organizativa en Naciones Unidas para que se convierta en un ámbito realmente democrático y no sometido al derecho, legal pero injusto, de veto por parte de las potencias que ganaron la Segunda Guerra Mundial (1939-1945)
  4. ¿Se irán destruyendo los proteccionismos por parte de los grandes estados que imposibilitan a los países del tercer mundo vender en igualdad de oportunidades sus producciones, en especial las agrícolas?
  5.  ¿Se legislará en contra de todo tipo de contratos blindados que acaban derivando en prácticas de explotación, contrarias a la equidad, la transparencia y la competencia legal?<!--[endif]-->
  6.  ¿Se trabajará en contra de la permanencia y continuidad de los paraísos fiscales, donde todo tipo de dinero negro y fraudulento encuentra refugio y protección, a costa de la transparencia y la legalidad que son vehículos insustituibles del bien común?
  7. Las inversiones en salud y en superación de las enfermedades del tercer mundo, y las inversiones para garantizar los mínimos de alimentación y de agua para toda la humanidad, ¿serán similares a las que hoy se destinan a los gastos militares o a las que se han hecho para asegurar la continuidad de muchos grandes bancos y entidades financieras?<!--[endif]-->
  8. La igualdad real en responsabilidad, tareas y sueldos entre los hombres y mujeres, ¿irá ganando terreno tanto en las leyes como en la práctica y las mentalidades?<!--[endif]-->
  9. Si realmente se quiere combatir y castigar a los regímenes dictatoriales que conculcan los derechos humanos, ¿se aplicará esta política a todos los países o sólo a aquellos que ni tienen petróleo, ni pueden dejar de comprar productos nuestros o hacernos chantaje con problemas de pesca o migraciones?, ¿nos pondremos fuertes sólo ante los más pobres de los dictadores?
  10. Los “responsables de la tierra” ¿continuarán siendo tan irresponsables ante la grave enfermedad de nuestro planeta?

4 comentarios:

  1. Ojalá fuéramos siquiera fichas de ajedrez, y alguien sufriera al tener que sacrificarnos en bien de la defensa del rey o de la reina.
    Ojalá fuéramos apenas "peones", porque eso nos reconocería la capacidad de coronar y convertirnos en algo importante.
    Ojalá tuviéramos algún lugar en este juego que se juega lejos de nosotros y sin contar con nosotros.
    Ojalá el día de hoy hubiera servido para que nuestra voz fuera atendida, y no para vencer y para derrotar… en una simple batalla de papel.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Jesús, Miguel Ángel!!...¡¡qué pesimistas estás!. Podemos subvertir desde dentro, éste círculo vicioso en círculo virtuoso. Tenemos a un modelo: Jesús... que fué víctima crucificada, pero resucitada. El problema es que si los que manejan los hilos no promueven el cambio se verán oblidados por las circunstancias... ¡ya verás!... tengo el presentimiento de que ya no tenemos vuelta atrás. En ese proceso... ¡¡muchas víctimas inocentes caerán!! y en eso estamos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Pesimista yo?

    Eres tú quien dice: ¡¡muchas víctimas inocentes caerán!! y en eso estamos ¿y me llamas pesimista a mí?

    Ni la HOAC sabía hoy la razón y finalidad de la huelga. Tampoco, eso creo, habrá tenido parte en su gestión y desarrollo. Menos, finalmente, ahora en el momento de hacer evaluación. UGT y CCOO son demasiado.

    ResponderEliminar
  4. Perdona Miguel Ángel por tardar en contestarte. Hace dos días que no entro. Yo me siento confundida en todo este tema. Miro hacia la izquierda y me parece incoherente, miro hacia la derecha y me parece que es más de lo mismo... ¿qué hacer?... Pienso que estamos dentro de un sistema del que es muy difícil escapar. Intento mantener la esperanza en que ese sistema se derrumbe por sí mismo y, cuando ocurra, las víctimas inocentes son las primeras en caer... de ahí que no hay cambio sin víctimas... pero no veo otra salida. Creo que tienes razón. la pesimista voy a ser yo. Un beso.

    ResponderEliminar